Servicios Koinonía    Koinonia    Vd esta aquí: Koinonía> Logos > 088
 

 

El mismo al revés

Ronaldo MUÑOZ


 

 


¡Las ironías de la historia!
Mirando los últimos 21 años
de la historia de Chile,
parece...
el mismo marxismo-leninismo
pero al revés:
 
La toma violenta del poder,
preparada por la campaña del terror,
el desabastecimiento por acaparación,
la movilización de los patrones,
la infiltración de las Fuerzas Armadas
con la ideología de la Seguridad Nacional,
el apoyo del capitalismo multinacional,
el respaldo de Washington
y los centros de adoctrinadiestramiento
en Panamá y Texas.
 
La dictadura del empresariado
donde el fin injustificable
justifica todos los medios
de la represión y el terror,
y la televisión se encarga de lavar
la mente colectiva,
combatiendo hasta su raíz
toda conciencia solidaria
y toda religión que la sostenga.
 
Así, sin debate ni contrapeso,
se puede implantar
en el Estado y la economía
los sagrados intereses
de la clase mesiánica patronal,
en el nuevo contexto universal del
"Empresarios del mundo entero, uníos".
 
Todo eso asegurado en el tiempo
por la selección natural
de la Escuela Nacional Discriminada
y la Universidad para los Ricos;
del Servicio de Salud Privada
con medicina de punta para los que pueden pagar,
y para los demás la salud mendicante,
con las esperas interminables
y las altas prematuras.
 
Todo iluminado para siempre
por la ortodoxia segura de
la Academia de Ciencias
chicago-pontificia,
vanguardia de Cristianos
por el Capitalismo,
madre y maestra de la opción
por los ricos.
Porque lo ricos no pueden esperar
y la opción por ellos es
preferencial pero no excluyente,
si el chorreo ya viene.
 
Así hemos llegado al fin
de la lucha contra
el comunismo internacional,
el que se ha derrumbado internamente
por sus propias contradicciones.
Así estamos llegando, triunfalmente,
al fin de la historia:
a su meta y realización final,
más allá de toda
contradicción y conflicto;
al paraíso consumista,
donde ya no es necesaria la dictadura
ni siquiera el Estado,
porque todos somos
ya hombres nuevos,
individualistas por propia convicción,
competitivos o desechables;
y ya puede funcionar sin trabas
el reino de la libertad
del mercado.
 
Si en el camino de Chile
han quedado diez mil ejecutados
o desaparecidos,
si llevamos con nosotros
a cien mil torturados o vejados,
si a las heridas de todos ellos
y sus familias
hay que sumar las de un millón
de exiliados políticos o económicos...
Si hoy en este Chile
con economía y cultura de punta,
la mitad de los niños y jóvenes
están en la pobreza
o la marginación,
y un alto porcentaje con daños
irreparables...
Si en esta América morena
y en el planeta,
las minorías ricas
son cada vez más ricas y poderosas
y las mayorías pobres,
cada vez más pobres y dependientes...
Si la carrera insaciable
de los mismos ricos
encuentra cada vez menos un sentido,
si la sobreexplotación de la naturaleza
está agotando sus recursos
y contaminando al ambiente
para toda vida,
si pueblos y etnias tienen que rebelarse
para defender su supervivencia
e identidad cultural...
 
...Todo eso es una gran lástima,
pero ¡tranquilos!:
esos no son más que
residuos marginales
de un mundo viejo y ya superado,
residuos abultados y manipulados
por grupúsculos retrógrados
y margados, ciegos ante la evidencia
de que todas esas historias
son del pasado.

 


 

 

 


 



  Portal Koinonia | Bíblico | Páginas Neobíblicas | El Evangelio de cada día | Calendario litúrgico | Pag. de Cerezo
RELaT | LOGOS | Biblioteca | Información | Martirologio Latinoamericano | Página de Mons. Romero | Posters | Galería
Página de Casaldáliga | La columna de Boff | Agenda Latinoamericana | Cuentos cortos latinoamericanos